Claves para el control de tesorería de tu empresa

Índice

Los encargados de administrar la tesorería en las empresas siempre están en constante búsqueda por la protección del negocio ante cualquier imprevisto que ponga en riesgo la estabilidad financiera de la compañía y al mismo tiempo poder tomar riesgos controlados que permitan el crecimiento económico del negocio.
Por esa razón, te presentamos las claves para el control de la tesorería de una empresa, enfocado estratégicamente en lograr la administración eficiente y eficaz de los recursos financieros de los que se disponen.

Prepárate para los riesgos de manera proactiva

El simple funcionamiento cotidiano de una empresa ya la pone en riesgo, pues esta está en constante intercambio con el ambiente exterior y es propensa a sufrir el impacto de alguna situación ajena o no a ella. Por eso, desde el control de tesorería se debe contemplar estos riesgos y organizarse en torno a los que se consideren más relevantes.

Una correcta política de gestión de riesgos en tesorería asume que existen riesgos vitales e inevitables cómo el de sufrir percances operativos, no tener materia prima, perder liquidez, que las tasas de interés de los créditos se incrementen y así sucesivamente. Cada riesgo debe ser contemplado y se deben tomar decisiones sobre la forma más eficiente de prepararse para enfrentarlos.

Registra todo

Aunque puedes llegar a dar por hecho que todo lo que pasa en una organización es registrado, lo cierto es que en el mundo real esto no ocurre así. La tesorería, sin embargo, no puede permitirse el lujo de no llevar un registro de todas las transacciones financieras que afectan a la compañía.

Una buena gestión de tesorería tiene a su disposición una cantidad innumerable de documentos que se deben archivar y almacenar de manera correcta para su consulta en caso de ser necesario. Del mismo modo, una copia de seguridad es obligatoria con el objetivo de reducir al mínimo los riesgos de perder información.

Centraliza para tomar mejores decisiones

Aunque el negocio tenga múltiples actividades comerciales, el poder centralizar la información en un solo departamento de tesorería y no ceder ante la tentación de descentralizar dicha actividad, supone una diferencia considerable en la eficiencia de la gestión del negocio.

Cuando toda la información financiera se centraliza en un único departamento, se hace mucho más sencillo el comprender la verdadera realidad financiera de la compañía, lo que permite una mejor toma de decisiones sobre los aspectos claves del negocio que garanticen su continuidad en el largo plazo. Tener una visión global del negocio es mucho más eficiente en este caso, que analizar cada parte de la empresa por separado.

Atención plena en el flujo de efectivo

Nada pone más en riesgo la situación financiera de una compañía que la pérdida o incorrecta previsión del flujo de efectivo. Es por esto que resulta obligatorio que la gestión de la tesorería coloque todo su esfuerzo en prever de manera precisa el flujo de caja, actividad vital para que el negocio se mantenga a flote.

Si se hace bien, este pronóstico acertado ayudará a que la empresa no pase por situaciones de escasez de efectivo y al mismo tiempo, pueda tomar decisiones que le ayuden a aprovechar mejor excedentes que pudieran generar algún beneficio.

¡Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Lo más leído