Cómo implementar la economía circular en tu empresa

Índice

Cada vez son más las empresas que apuestan por poner su granito de arena para cuidar el buen ambiente. No solo lo hacen por conciencia, también para conseguir que los clientes los vean con buenos ojos. Por ese motivo, cada vez son más las empresas que optan por la economía circular para obtener mayores beneficios.

¿Qué es la economía circular?

Para poder implementar la economía circular en tu empresa es necesario saber en primer lugar qué es.

Podemos definir economía circular como un modelo en el cual los desechos no se desaprovechan, es decir, se convierten de nuevo en materia prima. De esa manera, se consigue que todo se aproveche y el medio ambiente no se vea tan perjudicado por la producción de la empresa.

Para conseguir tener éxito, lo que se suele hacer es optar por la producción basada en la creación de productos que se puedan aprovechar con facilidad, es decir, los mismos deben ser recuperables o reciclables. Además, la empresa debe encargarse de incluir un consumo responsable para reducir los desperdicios y encargarse de gestionar dichos residuos en caso de que no se puedan reciclar. El objetivo es hacer un buen uso de los mismos y evitar que el medio ambiente se vea perjudicado.

Modelos de negocios que permiten a las empresas entrar en la economía circular

Teniendo en cuenta los datos de WBCSD, vamos a exponer un listado de modelos de negocio a través de los cuales la empresa se puede sumar a la economía circular.

  • Suministro circular

Puedes implementar la economía circular en tu empresa a través del uso de las energías renovables. También apostando por una base biológica o por los productos reciclados o reciclables.

  • Recuperación de recursos:

Entran dentro de este rango las empresas que apuestan por reutilizar las materias primas, subproductos o residuos a través de diferentes mecánicas para darles un segundo uso.

  • Extensión del ciclo de vida de los productos

El objetivo es dar a los productos una vida útil más larga. Para conseguirlo, deben apostar por la reparación, venta y actualización. Y por supuesto, por el diseño duradero dejando atrás la caducidad temprana u obsolescencia programada. 

  • Plataformas de intercambio

Son las empresas que apuestan por comunicar a los usuarios para conseguir que puedan compartir los productos o servicios y así sacarles más provecho. También se realiza a través de la propiedad o el acceso, el objetivo es obtener una mayor rentabilidad de estos.

  • Productos cómo servicio

Son las empresas que permiten a los clientes el acceso mediante pago, es decir, una especie de alquiler. De esa manera, no hace falta tener tantos recursos, ya que se van turnando y la empresa sigue obteniendo beneficios.

Para conseguir crear una economía circular, es necesario realizar un estudio profundo para ver cuáles son las necesidades de la empresa. Por supuesto, la tecnología tiene buena parte de la culpa de que todo esto sea posible, ya que ayuda a que la regulación sea mucho más sencilla. De esa manera, se reducen costes de producción y se puede dar un mayor provecho a lo que se fabrica. 

¡Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Lo más leído